Betty's dream

Todo empezó con la llegada al mundo mi hija Laia. A sus 4 años despertó esa creatividad que llevaba dormida hacía mucho tiempo dentro de mí.

Jugábamos a crear series de bolas de colores que acabábamos convirtiendo en lindos collares que regalábamos a nuestros seres más queridos.

Y de la manera más sencilla y natural Betty’s dream empezó a florecer.

Encasillada en el que aquel entonces era mi trabajo, donde mi creatividad, no podía fluir.

Decidí escucharme a mí misma.

Mi interior me iba llamando hacia otro camino, decidí dejar fluir a esa  persona sensible y creativa y dar un nuevo rumbo a mi vida profesional y personal, para encaminarme hacia el mundo de la bisutería y los complementos.

Desplegué mis alas y decidí emprender el vuelo dando forma a diseños singulares, dulces y con mucha sensibilidad. Un estilo que en poco tiempo se convirtió en una firma especializada que presentaba una bisutería artesanal con encanto y una indudable personalidad.

Fotografía, Mariona Prats Casadesús

El nombre, BETTY'S DREAM, es la esencia de la marca, un sello tras el que se esconde mucho esfuerzo, perseverancia e ilusión y con el que se he logrado cumplir un sueño.

Cada una de sus colecciones se crea, con mimo, piezas únicas donde no solo el diseño cobra un gran valor. Me inspiro en una mujer femenina y delicada nutriéndome de todos aquellos pequeños detalles que la rodean en su vida cotidiana y forman parte de una fantasía personal.

Todas las piezas son de elaboración artesanal española y su base principal es la originalidad, la sensibilidad y la armonía. Estos principios son los que intentamos transmitir temporada tras temporada.

Fotografía, Mariona Prats Casadesús